“JUVENTUD Y MILICIA EN EL SAHARA Y EN OTRAS GUARNICIONES DÉCADAS 60 Y 70”

Al final una pequeña encuesta

Al poco tiempo de llegar a Ibiza, procedente del Sahara, recibí la petición para que escribiese un artículo sobre JUVENTUD Y MILICIA para la revista Honderos de la Capitanía General de Baleares.
Mi sorpresa fue que, poco después, lo publicó también alguna prensa de Baleares, especialmente el Diario de Ibiza y Radio Popular de la Cope.
Era una época, después del Mayo del 68, en que los hippies habían invadido las islas de Ibiza y Formentera. Eran llamados los peludos.
Mi artículo, del que algunos párrafos ya os he hecho llegar, decía así: Desde hace varios años se viene hablando de los jóvenes despectivamente, de luchas generacionales, de incomprensiones, de formas no convencionales de vivir, etc…
Pues bien, creo que la juventud actual es como la de siempre y, si cabe, aun mejor pues está mejor preparada y son más sinceros, más abiertos.
La juventud se divierte ¡faltaría más!, pero también se preocupa de prepararse para que nadie pueda pisotearles.
Muchos incluso trabajan para poderse pagar sus estudios. Tienen verdadera hambre de elevar su nivel cultural.
¿Qué hay excepciones? Siempre las ha habido.
La única diferencia que he notado entre los primeros reclutas que instruí a finales de los años 50 y los actuales es que entonces un tanto por ciento muy elevado eran analfabetos absolutos y actualmente se ha reducido considerablemente.

EN EL SAHARA.
En el Sahara, donde están separados de sus familiares, novias y amigos, donde viven en acuartelamientos tercermundistas en los que falta todo lo primordial, donde la vida es muy dura por sí, muy especialmente en esos puestos diseminados por el territorio con duras inclemencias climáticas y, sobre todo, la soledad hace que se haga imprescindible el compañerismo, donde los peligros acechan, me encantaba observarles, recibirles en mi despacho para que me indicasen sus inquietudes y luego pensaba ¿de que material están hechos que siempre están dispuestos a colaborar?

Jesús Martínez, defensa internacional de la
Selección Española. BIR nº1 (10–08–69).

Teórica en el Sáhara.

Su entusiasmo en los deportes era extraordinario practicándose el baloncesto, balonmano, futbol y donde todos buscaban el triunfo.
Lo mismo pasaba con el CESTA Y PUNTOS.

Los destinos eran muy diferentes. La Legión y la Bandera Paracaidista eran por captación. La Policía Territorial era destino desde la Caja de Reclutas.
Por selección los destinos eran: Nómadas, Artillería, Ingenieros, Intendencia…todos ellos muy necesarios y complementarios.

La Aviación y la Marina, en sus misiones de vigilancia y logística cumplían con gran eficacia y muchas veces con gran peligro para sus vidas, dadas las inclemencias del tiempo.
Pruebas de su forma de ser es lo que, después de licenciados, algunos me han comentado o escrito.
Uno de ellos escribe: Siempre tendré en mi recuerdo aquello que ponían como fundamental en el Ejército, la HONRADEZ y la MORALIDAD. Esto me animó a colaborar en todo lo que pudiera beneficiar la buena marcha del mismo. En lo poco que haya podido hacer siempre fui el más beneficiado porque me sentía satisfecho y nunca conocí el aburrimiento.
No perdí ocasión de comunicar esta idea a mis compañeros y no me cansaría de aconsejarlo a todos los que hayan de pasar por sus gloriosas filas. Se que todo no es placer, que hay momentos difíciles pero se pueden aliviar poniendo un poco de azúcar a la píldora.
Otro escribía: Aparte de la instrucción de Combate, Educación Física, Teórica y manejo de las armas, en el Ejército se me ha enseñado a valerme de mi mismo, a aceptar plenamente la responsabilidad de mis actos y a ser, por encima de todo, compañero para mis compañeros.

Es asombroso y edificante ver como muchachos de distintas esferas sociales y culturales estaban estrechamente unidos por hermosos lazos de AMISTAD y conviven y alternan sin importarles los prejuicios que, en la vida civil, les llevarían por distintos caminos.
También se me ha enseñado el difícil arte de OBEDECER, de mala gana al principio y como la cosa más natural del mundo luego, he ido obedeciendo las órdenes que se me han dado.

EN IBIZA AÑOS 70.
Las circunstancias son completamente diferentes.
Un acuartelamiento de los más modernos y mejor equipados de España, donde no falta ni la piscina, ni el frontón, ni el polideportivo.
Salas de fiesta, cines, magníficas playas, cercanía familiar, pases de pernocta y de paisano, muchísimos puestos de trabajo lo que permite ganar unas pesetillas por las tardes y emplearlas, entre otras cosas, para ligar.
Como es lógico, no existen los fuertes lazos de amistad y compañerismo del Sahara.
Los jóvenes son los mismos, pero en diferentes circunstancias.
El coronel me da el Mando de la 1a Compañía, y la verdad es que encontré unos muchachos que con su actitud colmaron mis expectativas, además les iba a mandar durante todo su Servicio Militar.

TRABAJAR SE TRABAJA.
Realizamos Ejercicios Tácticos de Batallón, en diferentes lugares de la isla, incluso los realizamos en distintos lugares de la península. Ejercicios de Guerrillas, en plan de supervivientes.
En el buque de guerra, el transporte Galicia, realizamos un embarque por redes en Ibiza y realizamos un desembarque en anfibios en Cabrera, que termina en un ejercicio de fuego real. Esto suele hacerse anualmente.

Embarcando por las redes.

Embarcados en el Galicia.

Explicando normas de conducta durante el trayecto.

Al ser Compañía de Honores, se rinden al Capitán General, a Ministros y al Príncipe de España.

El Teniente junto a la Bandera es mi hermano; de la misma promoción que Álvarez del Manzano, Sanz Marín, Albero Durán…

Y en los momentos difíciles, estos jóvenes también están presentes. Con motivo del trágico accidente de aviación, ocurrido en Ibiza y en el que perecieron 104 personas, los jóvenes de 22 años, soldados del Ejército, de guarnición en la isla, se personaron voluntariamente, incluso los que el día anterior habían estado apuntados a reconocimiento, en el lugar del suceso, y codo a codo, con la Cruz Roja, Guardia Civil, Policía Armada(hoy Policía Nacional)y otros voluntarios, en aquel impresionante bosque, donde solo unos cuantos pasajeros fueron reconocidos y aún por sus documentos y no por sus rasgos, fueron colocando los restos en los 104 ataúdes y luego los bajaron hasta el pueblo más cercano donde se celebró un solemne funeral para terminar con su traslado al nuevo cementerio de Ibiza a eso de las 2 de la mañana del día siguiente y darles cristiana sepultura.
Admiración han causado estos jóvenes soldados entre el pueblo de Ibiza y como dijo un alto cargo de la administración «Con estos soldados no es de extrañar que nuestro ejército sea tan glorioso.
Hemos dejado para el final las palabras del Obispo de Ibiza Monseñor Úbeda, durante el funeral: La muchachada del Ejército ha realizado una labor de héroes en el rescate de las víctimas.
En fin, una juventud que demuestra su valía y responsabilidad y con la que siempre y en cualquier circunstancia se puede contar.
¿Queréis opinar sobre las diferencias entre vuestra juventud y la actual?.
Y sobre ¿Qué servicio militar creéis que es mejor: El obligatorio, el profesional, o el mixto?.
¿Deben todos los españoles, realizar un servicio militar aunque sea de un periodo aproximado de unos 3 meses?.
¿Qué opinarían los jóvenes de hoy sobre un acuartelamiento como el BIR?.
Con la verdad por delante ¿ Estáis orgullosos de haber hecho el Servicio Militar en el Sahara?
Este RELATO será colocado en el FORO Sahara-Mili, por si deseáis dar vuestras opiniones.
Hay 15 fotografías.

Guasch Cañas, José. (IB) 13-02-2012
Coronel.
BIR 1. 1968-1970


Otros relatos del mismo autor:
Relato 076.- “ENCUENTRO INESPERADO”
Relato 079.- “JUVENTUD Y MILICIA EN EL SÁHARA Y EN OTRAS GUARNICIONES”
Relato 085.- “EL COMBATE DE EDCHERA”