“EL COMBATE DE EDCHERA”

LUCHARON COMO VALIENTES, MURIERON COMO HEROES

Cuando llegué al Sahara, tuve la oportunidad de, por medio de un amigo común, conocer y tratar a un Comandante y un Capitán, que eran grandes conocedores del desierto. Llevaban en el territorio muchísimos años.
Siempre me ha gustado saber el porqué de las cosas y con ellos aprendí a conocer, aunque no tanto como me hubiese gustado, muchas cosas sobre el territorio y sus gentes.

EL CUARTEL DE EDCHERA
Luego oí numerosos comentarios y, posteriormente, he leído bastantes artículos sobre Edchera, de todos ellos, el que más se ajusta a lo que me habían comentado es el de, en aquel combate, Tte. Del Barco Villar.
El escribir este relato es como consecuencia del 55 aniversario de Edchera y creer que, otra vez, se estaba olvidando esta gloriosa gesta de la historia de España.
Solo pretendo recordar a unos héroes que dieron su vida y a los que lucharon como valientes, en un territorio lejano, defendiendo nuestra Bandera y en nombre de la Patria.
Todo cuanto escribo a continuación no son agradables halagos, lo que pretendo y deseo, es que se comprenda el difícil panorama que se le presentó a la XIII Bandera cuando llegó al adverso terreno de Edchera y el heroico comportamiento de todos cuantos tomaron parte en la acción.


Puedo decir que cuanto más he oído y leído más confuso me ha dejado sobre lo que ocurrió: diferentes despliegues, muy variable el número de componentes de la Banda de Liberación, enormes diferencias entre las bajas enemigas, órdenes contradictorias, etc…
Creo que es debido a que es imposible llegar al fondo de lo que aconteció, toda vez que algunos de los mandos que tuvieron que tomar las decisiones, más controvertidas sobre el terreno y dar las oportunas órdenes, cayeron heroicamente, durante el combate, Capitán Jáuregui, Ttes Martín Gamborino y Gómez Vizcaíno, Brigada Fadrique, los Sargentos González, Arroyo y Fernández. Otros como los Capitanes Girón, Morejón y Casado y los Ttes. Fuentes, Carrillo, Gómez, Moreno y Ochoa, que sepa, no han contado ni escrito nada referente al tema.
Veamos algunos comentarios:
a) Se aproximan al enemigo en Orden Cerrado. Para acercarse al enemigo y según la distancia y circunstancia se emplean:
El Orden de Marcha, lejos del enemigo. Predomina la velocidad sobre la seguridad.
Orden de Aproximación. Se aumenta la dispersión, procurando mantener buena velocidad y aumentando la seguridad.
Orden de Combate. Mínima velocidad, máxima dispersión y máxima seguridad.
b) El combate fracasado de Edchera. Pues no, el combate fue una victoria. Fue el enemigo el que se retiró aprovechando la noche.
Si es verdad que pagamos un precio muy elevado.
c) La aproximación hasta la zona de Edchera, también he leído u oido tres versiones.
1) Unos por el Norte de la Saguia, al cambiar de dirección por el Este.
2) Otros por el Sur y Oeste. Por el Messeied.

Se ve, marcado por una flecha, el camino que conduce a Edchera desde Messeied

3) Unas Cías. por el Norte y otras por el Sur.
Descartada la 3), veamos que hubiese pasado por la 2).
Por la 2) tendrían que haber atravesado el Messeied, donde se hubieran encontrado con el enemigo, aunque, probablemente, este se hubiera ido unos centenares de metros más al sur, donde hay un terreno muy apropiado para la ocultación, tratando de pasar desapercibido.
Y aquí podemos hacer varias hipótesis, la más peligrosa que nos sorprendieran atacándonos por los dos flancos.
Fue, sin duda, por la 1), por el Norte.
d) El número de bajas enemigas contabilizadas sobre el terreno fue, para unos 50, para otros 7, 12, e incluso ninguno.
Por las bajas que sufrimos, podemos dar más fe a 50.
e) Aniquilaron toda una Compañía. Como todos sabemos, no fue así. Las bajas estuvieron muy repartidas. Además, una Cía. tenía unos 120 a 140 hombres.
f) Si el Coronel Mulero estaba en comunicación permanente con el Comandante Rivas¿. No podía darle la orden ,directamente, de romper el contacto con el enemigo? Por tanto algo intuyó el Coronel, un hombre con un gran historial militar, para ordenar que la 2ª Cía. de la IV Bandera y la Policía Indígena del Tte Martínez Aguilar se trasladaran y pusieran a las órdenes del Comandante Rivas.
g) También he leído que el Capitán Jáuregui penetró en la Saguia solo con su Plana Mayor.
¿Pero hay alguien que se pueda creer que un Mando con la experiencia del Capitán Jáuregui, penetrara en la Saguia tan solo con su P.M., compuesta por un Suboficial, un escribiente, un furriel, dos sanitarios y dos de banda, cuando, normalmente, el suboficial, el escribiente y el furriel se quedan en la Cía ?
¿Dónde estaban y que misión tenían, cada una de las tres secciones de su Cía, para que el Capitán se fuese sin, por lo menos, una de ellas? Creo que sería la primera y única vez en toda la historia militar. Por lo tanto alguna Sección le acompañó.
h) Otro comentario era que no existía cooperación tierra –aire.
Nada más lejos de la realidad. La noche del 2 al 3 de Diciembre de 1957, los rebeldes atacaron El Aargub. Salen en su persecución fuerzas del Bon Castilla 16.
Hay un enfrentamiento en el que mueren, el Sargento de Complemento Serrano Leite, el Cabo 1o González y el Soldado Ríos Menayo.
El combate finaliza cuando cumpliendo una orden del Mando del Bon, EL OFICIAL DE ENLACE TIERRA-ÁIRE, Teniente de la 8ª promoción, M. R. F. intimo amigo mío, con el que estuve hace unos días, pide la intervención de la aviación, dando las posiciones del enemigo y las propias.
En aquellas fechas y existían el GLO — OFICIAL ENLACE TIERRA y El ALO— OFICIAL ENLACE AIRE.
Otro comentario era que, en DOCTRINA, estábamos anticuados.
Probablemente era la opinión de un profano. En los años 50, la mayoría de los Ttes. de Edchera eran de la 10ª Promoción, salidos de la Academia en 1955, se estudiaban 4 cursos y un segundo periodo de Táctica, ofensiva, defensiva, repliegue, persecución, defensa y ataque en poblaciones y en montaña, guerra de guerrillas, guerra atómica, cooperación aero-terrestre, etc…
También se estudiaba Historia Militar, con las Grandes e Importantes Batallas de la Historia, desde Epaminondas hasta la II Guerra Mundial.
La Academia General Militar estaba a la altura de cualquier Academia europea, Y en nuestras Academias estudiaron futuros Oficiales de varias Naciones, franceses, portugueses, marroquíes , íbero –americanos, etc…
Los Oficiales españoles han hecho cursos en muchísimos países del Mundo, y siguen haciéndolos, siempre a la altura de sus compañeros de Curso.


Hay una serie de cuestiones que, desde el punto de vista profesional, son imprescindibles para tratar de comprender lo difícil y doloroso que fue vencer a un enemigo dispuesto a vengar la derrota del 22 de Diciembre en el Messeied y, al mismo tiempo, impedir la progresión de la Bandera hacia Tafurdard…
Los Principios Fundamentales del Arte de la Guerra son: Voluntad de vencer, Acción de Conjunto y Sorpresa. (Actualmente se han introducido algunas modificaciones, pero estos siguen en pié).

VOLUNTAD DE VENCER.
La disciplina, el espíritu de sacrificio y del cumplimiento del deber, así como una entrega total, incluso de la vida, hace que no haya ninguna duda, ni disparidad de criterios, sobre la Voluntad de Vencer de nuestros soldados.

ACCIÓN DE CONJUNTO.
Sin Artillería, sin auto-ametralladoras , sin medios acorazados y sin aviación, la acción de conjunto solo fue posible entre las diferentes Unidades de la XIII Bandera y las Unidades agregadas.

SORPRESA.
La sorpresa estuvo a favor del enemigo, toda vez que nos sorprendió:
a) Con su actitud, al enfrentarse a una de las mejores Unidades de nuestro Ejército, contra lo que es preceptivo de las guerrillas.
b) Por el número de sus efectivos y su preparación.
c) Porque supo escoger una posición privilegiada sobre el terreno, qué favorecía su protección y su acción por el fuego.
d) También fue una sorpresa la entrada en acción de fuerzas procedentes del Messeied.

Messeied

FACTORES DE LA DECISION.
La Táctica es el arte de disponer, mover y emplear las tropas sobre el campo de batalla, con orden, rapidez y recíproca protección, teniendo en cuenta la MISIÓN, TERRENO, ENEMIGO y MEDIOS PRÓPIOS.
Pues bien, la M, el T, el E, y los Medios propios son los factores que permiten, tras su estudio, tomar una decisión.

MISIÓN.
El 13 de Enero de 1958, se dio a la XIII Bandera la misión de reconocimiento, para tratar de conocer la entidad del enemigo y, posteriormente, limpiar la zona del mismo, toda vez que habían llevado a cabo acciones de hostigamiento sobre el Aaiun, siendo rechazado por nuestras fuerzas de guarnición.

TERRENO.
Estoy en completo acuerdo con los que opinan que fue nuestro peor enemigo.


La combinación Saguia el Hamra, Messeied, Edchera, era muy apropiada para favorecer la emboscada, organizar una buena posición defensiva y la combinación de ambas acciones.
Permite al mismo tiempo la acción por el fuego y quedar a cubierto de vistas y fuegos del atacante.
La planicie es un terreno inapropiado para un despliegue, ya que es terreno batido por el fuego rasante del enemigo.

Esta fotografía da idea de la inmensidad de la llanura de Edchera y de la trascendencia que tuvo el fuego rasante en la fijación de la XIII BANDERA.

ENEMIGO.
Muy superior en número al que se esperaba. La versión más extendida en el Sahara, era de 500 efectivos.
Probablemente dirigidos por algunos mandos profesionales y con algún núcleo importante de saharauis, toda vez que tenían un perfecto conocimiento del terreno.
Hay que tener en cuenta que entre los saharauis la mayoría, en aquellas fechas, eran pro-españoles, pero que también los había pro-marroquíes .En los 70 ya los había independentistas.
Tenían una buena preparación militar, armamento y material adecuado.

MEDIOS PROPIOS.
La XIII Bandera de La Legión, una Cía. de la IV Bandera, una Unidad de la Policía indígena y personal de Transmisiones, de Parques y Talleres de Automovilismo, Sanitario y Eclesiástico.
Sin Artillería, sin apoyo aéreo, sin medios acorazados, sin paracaidistas.
Los medios eran suficientes para la acción de reconocimiento y limpieza, pero no para una acción como la inesperada de Edchera, donde hubiesen sido necesarios los obuses que llegaron meses más tarde y el apoyo aéreo.

DESARROLLO.
De como se desarrolló la batalla hay, como cito anteriormente, numerosas versiones muy difíciles de entender y, por tanto, de explicar, toda vez que harían falta, en primer lugar las versiones de los mandos actuantes ,conocer las órdenes que se dieron durante el combate, tener planos de donde se desarrolló la acción, con los que se pudiera conocer, mediante superponibles, las posiciones del enemigo, así como los diferentes movimientos de nuestras Cías, el conocimiento del funcionamiento de las transmisiones, entre el Mando y los Capitanes, como entre estos y sus Mandos de Sección. Incluso serian muy interesantes los horarios, por ejemplo a que hora llegaron los, uno o dos, aviones, a que hora fue destruida la estación de transmisiones de Mayoralas, a que hora se envió la Cia de refuerzo, con que Unidad entró el Capitán Jáuregui en el lecho de la Saguia…
Pero hay una serie de puntos que son dignos de estudiar. ¿SE TENÍA UNA INFORMACIÓN SUFICIENTE?
 NO.
Pese a tener un Servicio de Información, con personal muy competente, probablemente fue imposible infiltrar personal adicto dentro del E.L.
No se pudo prever una defensa del terreno como hizo el enemigo, ni, lógicamente, su despliegue, ni el número de sus efectivos, ni, por supuesto, la existencia de efectivos en la zona del Messeied tras haber sufrido un gran descalabro pocos días antes.
Por eso la misión de reconocimiento se transformó, inesperadamente, en ataque contra un enemigo muy bien situado sobre el terreno, bien mandado y preparado.
El enemigo si tenía buena información. Probablemente tenía preparados varios planes, según se progresase por el Norte, por el Sur o por las dos orillas de la Saguia. Supieron puntualmente cuando salió la Bandera y el por donde. Al parecer tenían una célula de información en el mismo Aaiún.
Si hubiésemos tenido buena información, la Bandera no hubiese quedado fijada por el fuego enemigo en un terreno tan inapropiado, y, algo muy importante, probablemente, la 2ª Cía. de la IV Bandera, hubiese sido enviada, mucho antes y por el Sur de la Saguia. No creo que nadie pueda dudar que el combate se hubiera desarrollado de una forma completamente diferente.

APOYO POR EL FUEGO.
En una acción ofensiva siempre debe haber, con antelación, una preparación artillera e incluso aérea, y durante el ataque sobre el enemigo, apoyo por el fuego.
Como no había Artillería, pues los dos Tercios Saharianos se fundaron
a mediados de 1958,con una Batería de 105/11 y un Grupo Ligero de Caballería cada uno, si hubiese habido suficiente información se hubiese pedido la participación de la Aviación con tiempo suficiente para poder intervenir desde el momento en que el Mando de la Operación, lo hubiese considerado necesario.
En Aaiún había cañones de acompañamiento de Infantería .No se emplearon, lo que hace suponer que no se consideraron necesarios, para una operación de reconocimiento o persecución.
Si fue muy notable la actuación de los morteros, probablemente fueron los que causaron más bajas al enemigo, junto con las causadas por los hombres de Jáuregui y Fadrique.

PROPORCIÓN ENTRE ATACANTES Y DEFENSORES.
Se considera normal la proporción de 3 a 1, No se cumplió.

LAS TRANSMISIONES.
En algunos momentos, tras la destrucción de una de las emisoras, se perdió el enlace, por lo que se hizo casi imposible ejercer la necesaria e imprescindible acción del mando.
Los valientes muchachos que manejaban las persianas, debido a las características del terreno, estaban expuestos al fuego enemigo y algunos fueron abatidos al tratar de transmitir órdenes.
Un recuerdo para el Cabo 1a Mayoralas.

AVIACIÓN Y PARACAIDISTAS.
Los aviones procedentes de Canarias no pudieron actuar por el fuego, toda vez que les fue imposible conocer las posiciones más avanzadas de nuestro dispositivo, ni tampoco las del enemigo.
No se contó con la intervención de fuerzas paracaidistas.


LOS MANDOS.
Tanto el Coronel Mulero, como el Comandante Rivas Nadal y el Capitán Jáuregui, eran Mandos competentísimos y muy experimentados, habían participado en la Guerra Civil. El Capitán Jáuregui también en la División Azul.
Habían sido condecorados en numerosas ocasiones.
Es probable que las decisiones que tomaron se basaran en el punto sobre actuación de las guerrillas que cita el Libro Rojo de Mao-Tse-Tung, publicado en los años 40 que dice:
Cuando las GUERRILLAS se empeñan contra TROPAS MÁS FUERTES, SE RETIRAN SI ESTAS AVANZAN (En Edchera no lo hicieron, muy al contrario se hicieron fuertes aprovechando el terreno); las hostigarán si se detienen, las atacan si se descuidan y las persiguen si se retira

SOBRE LAS GUERRILLAS.
En España se tienen experiencias muy positivas sobre las guerrillas
En el siglo III a. C. Indíbil y Mandonio, caudillos ilergetes , combatieron brillantemente contra los romanos.
Viriato (150 a. C.) empleó con éxito la guerrilla contra los romanos, hasta que fue asesinado por tres de sus compañeros, Audas, Ditalco y Minuros comprados por Roma.
Cuando fueron a cobrar les dijeron: Roma no paga traidores.
Años más tarde, tres guerrillas mandadas por El Empecinado, el cura Merino y Capote, lucharon con éxito contra las tropas de Napoleón (1808-1814).
Hubo comentarios sobre la no intervención de Hitler en España, que había conquistado casi toda Europa, por miedo a las guerrillas.

El CAPITÁN JAUREGUI.
UN militar competentísimo, siempre dispuesto a ser empleado en los lugares de mayor riesgo y fatiga, como indica uno de los artículos del Decálogo del Cadete y que él cumplió a rajatabla.
Guerra de España, División Azul, Messeied y Edchera.
Su actuación en la Saguia, probablemente se basó en lo que es doctrina: Hacer débiles los puntos fuertes del enemigo y presentarse con más fuerza que él, obligándole a distraerse en puntos secundarios.

Se ve perfectamente el camino hacia el Messeied en la parte derecha de la imagen.

A nuestras espaldas El MESSEIED

Y después de haber estado en varias ocasiones en el lugar de los hechos, a veces con compañeros y otras con familia, podríamos pensar que, probablemente, el Capitán Jáuregui buscaba llegar a un terreno escarpado, con bastantes peñascos y con trincheras naturales, producidas por la erosión, en la orilla Oeste de la Saguia, que hubiese favorecido la acción sobre la retaguardia del enemigo, cogiéndole entre dos fuegos y que, al mismo tiempo, hubiese complicado e incluso evitado la huida del mismo.
Pero la aparición inesperada de un contingente enemigo, procedente de la zona del Messeied, impidió la llegada a esa posición y dio lugar al enfrentamiento desproporcionado en el que sufrimos tan sentidas bajas.
Y aquí si cabe una reflexión:
Si la XIII Bandera estaba fijada sobre el terreno por el fuego enemigo y se mandó a la 2a cia del IV Tercio como refuerzo ¿No quedaría también fijada?
¿Por qué no se la envió por el Messeie? Faltó información.
Se sabía que había B. A. en el territorio, se sabía donde podían encontrarse, lo que no se sabía era como iban a actuar.
Sorpresa fue su respuesta en Edchera , pero mayor sorpresa fue su aparición procedente del Messeied, donde pocos días antes había sido duramente castigado.


Probablemente, muchos Capitanes, en iguales circunstancias, hubiésemos actuado como el Capitán Jáuregui.
De todo lo que antecede se puede deducir que solo la Voluntad de Vencer, el extraordinario valor y heroísmo, el espíritu de sacrificio, así como la conciencia y alta moral de nuestras fuerzas actuantes, hicieron posible la victoria sobre un enemigo que, contra toda lógica guerrillera, no rehuyó el enfrentamiento, aprovechando al máximo un terreno que le permitía estar a cubierto de vistas y fuegos de nuestras Unidades.

Esta fotografía, perteneciente al álbum de fotos de poblaciones de La Mili en el Sahara, nos da una clara idea de la enorme planicie de Edchera , que contrasta con el terreno atrincherado del borde de la Saguia.

Murieron como héroes, como solo unos valientes saben morir.
El Capitán Jáuregui, los Ttes Martín Gamborino y Gómez Vizcaíno, el Brigada Fadrique, los Sargentos González, Fernández y Arroyo, 4 Cabos 1º, 4 Cabos y más de 20 legionarios.
Desapareció el Cabo !o Mayoralas.
Se concedió la Laureada al Brigada Fadrique y al legionario Maderal.
Mi opinión es que se debió conceder también la Laureada al Capitán Jáuregui, ya que, probablemente, con su actuación evitó que el número de nuestras bajas hubiese sido mayor.
Y a toda la Unidad la Laureada colectiva.
Un intelectual, siento no conocer su nombre, escribió:
El heroísmo es el triunfo del alma sobre la carne.
El heroísmo es la concentración deslumbradora y gloriosa del valor.
Sus familiares, amigos y compañeros, podemos estar orgullosos de ellos.
Son dignos de la mayor GLORIA

Guasch Cañas, José. (IB) 26-02-2013
Coronel.
BIR 1. 1968-1970


Otros relatos del mismo autor:
Relato 076.- “ENCUENTRO INESPERADO”
Relato 079.- “JUVENTUD Y MILICIA EN EL SÁHARA Y EN OTRAS GUARNICIONES”
Relato 085.- “EL COMBATE DE EDCHERA”