“EXCURSION A FOS-BUCRAA, 07-09-1.972”

El 7 de Septiembre de 1.972. día de mi 23 cumpleaños ¡Qué mejor celebración y regalo que un viaje!
A los soldados “julitos” los del reemplazo R 70/3º del Cuartel General nos habían invitado a una excursión lúdica e instructiva para conocer sobre el terreno los yacimientos e instalaciones de FOS-BUCRAA, en su XXV Aniversario de su descubrimiento; un requisito que me afectaba a mi personalmente era que tendría que ir vestido con uniforme militar, así que después de 11 meses sin utilizarlo tuve que sacar del fondo del petate mi impecable ropa militar y “disfrazarme” de soldado si quería participar de la gira.
En un par de camiones nos adentramos al interior a 100 Kms. del Aaiun siendo recibidos por el Jefe de Relaciones Públicas, empleado del I.N.I., que hizo de guía facilitándonos una gran serie de datos de los diferentes puntos claves del trayecto y explicándonos los hechos más relevantes:
“El yacimiento se descubrió en el año 1.947, España estaba en la ruina, inmersa en la miseria de la posguerra, así que solicitó consejo, ayuda y financiación a los EE.UU., los técnicos y especialistas estadounidenses se tomaron todo el tiempo del mundo y tardaron más de cuatro años para dar una conclusión negativa, pesimista e informando que:
– No merecía la pena.
El Ministerio de Industria Franquista no se conformó con el resultado y volvió a la carga:
– ¿No habrá habido algún error de cálculo, de análisis, de medición …
Nuevamente los expertos norteamericanos se desplazaron y otros 3 años más “mareando la perdiz”, para llegar a la misma conclusión que sus otros colegas desplazados anteriormente:
– No merecía la pena.
Los Estados Unidos y Marruecos líderes mundiales en fosfatos muy inteligentemente habían fallado en contra de la viabilidad del proyecto para evitar un competidor más y así eliminar o retrasar a un potencial exportador en este campo de la minería.
Tuvieron que pasar 15 años desde el descubrimiento del yacimiento, cuando el 4/Julio/1.962 el I.N.I. formó la Empresa ENMINSA entendiendo que la explotación era viable y rentable, el 22/Mayo/1.968 dicha empresa se convirtió en FOSFATOS de BUCRAA S.A.
En la parte técnica se nos dio los siguientes apuntes se trataba de un yacimiento inmenso al aire libre de 250 Km2 junto al poblado de Bucraa, la inversión total iba a ser 25.000 millones de pesetas y en la primera fase de la explotación se extraerían unos 10 millones de toneladas al año, incrementándose esa cifra en años sucesivos, a este ritmo se calculaba una vida de 90 ó 100 años la explotación.
Estaba construida también una central térmica que proporcionaría la energía eléctrica suficiente para alimentar las 10 subestaciones repartidas a lo largo de la cinta transportadora de 100 kilómetros de extensión adentrándose 3 kilómetros más en el mar para que pudieran fondear grandes barcos que serían los encargados de transportar el mineral hasta el puerto de Huelva.
La empresa alemana KRUPP y otras auxiliares eran las encargadas de todos los trabajos previos al comienzo de la explotación. Un gran “mastodonte” nos llamó la atención era una dragaminas adquirida a EE.UU. con un costo de 800 millones de pesetas, un peso de 2.500 toneladas, llevará dos plumas una de las cuales tenía 90 metros de largo, portando dos palas que arrastrarán en cada ataque 45 m3. Su sistema de fuerza lo desarrollan un grupo de motores con una potencia de 20.000 caballos.
Existían otro tipo de máquinas algo más reducidas que aquella gigantesca dragaminas (En Europa solo existían 4 más), una flota de camiones especiales con apertura por debajo trasladarían el mineral hasta la cabeza de la cinta a unos centenares de metros del yacimiento. En la playa se había construido una planta potabilizadora que aumentaría el aprovechamiento del mineral hasta alcanzar un 80 % de puro fosfato tricálcico utilizado como abono mineral y crecimiento de las plantas.
Se preveían a pleno rendimiento una ocupación de 3.000 trabajadores, el 60% nativos.
Un último dato curioso al menos desde mi punto de vista y que así nos lo contaron era que para no enturbiar las relaciones políticas con el Reino Alauita, España que se proveía , que importaba todo el fosfato de Marruecos debería seguir comprándole las mismas miles de toneladas y a la vez España buscar mercados para vender y exportar toda la producción de un fosfato de mejor calidad a un precio más reducido del que pagaba a los marroquíes . ¡Cosas de política!

Martínez Del Pino, José Vicente. (Z) 12-05-2017
Ingenieros.
El Aaiún. 1971-1972

P.D.
Este mes de Mayo/2.017 ABC/Canarias publica un artículo titulado:
“70 Años del hallazgo por España de Fosfato en el Sáhara” que invito y animo a leerlo.


Otros relatos del mismo autor:
Relato 099.- “ANÉCDOTAS REEMPLAZO R/70-3º.- B.I.R. 1, V COMPAÑIA BARRACON 55”
Relato 100.- “MIS PRIMERAS: ’50 HORAS DE MILI’ “
Relato 101.- “AGENTE SECRETO”
Relato 107.- “EXCURSIÓN A FOS-BUCRAA, 07-09-1972”
Relato 108.- “VIAJAR EN EL TIEMPO ‘MAYO DE 1957’ ”
Relato 110.- “16-AGOSTO-1.972 Y 17-AGOSTO-2.017”
Relato 114.- “UNA PROVINCIA ESPAÑOLA CON NOMBRE DE MUJER”